Visitante numero...

lunes, 20 de julio de 2009

Inexistente.


Hemos tenido el tiempo suficiente como para ilusionarnos.
Como para creer que todo saldría bien.
Historias que tienen principio pero no final.
Y que se quedan en el camino.
No podemos remediarlo.
Un día crees que hay esperanzas.
Y al siguiente el sueño se rompe en mil pedazos.

Día de lágrimas.
De ilusiones rotas.
De sueños evaporados.

¿Y yo...?

No sé por qué...
Pero ya sabía que pasaría...

Y ni siquiera sé qué decir...

1 comentario:

7 dijo...

Feliz verano, duende