Visitante numero...

martes, 5 de marzo de 2013

He went out a warrior.

Es difícil no odiar.



La gente, las cosas, las instituciones... Cuando rompen tu espíritu y se deleitan en verte sangrar... el odio es el único sentimiento que cobra sentido.

Pero sé lo que el odio le hace a un hombre. Lo desgarra. Lo convierte en algo que no es. Algo que se prometió nunca llegar a ser. Es por eso que necesito decirte, necesito hacerte saber lo mucho que me esfuerzo para no derrumbarme bajo el peso de todas las cosas horribles que siento en mi corazón.

A veces mi vida parece un juego de equilibrio mortal. Lo que siento golpeando contra lo que debería hacer. Reacciones impulsivas compitiendo contra las soluciones, a kilómetros por delante de mi cerebro. Cuando hago el repaso de mi día me doy cuenta, de que la mayor parte de él la pasé limpiando los daños del día anterior. En esa vida, no tengo futuro. Todo lo que tengo son distracciones y remordimientos. 

Enterré a mi mejor amigo hace tres días y aunque suene a cliché, una parte de mí se quedó en esa caja. Una parte de mí que no conocía y que no volveré a ver.


Cada día es una caja nueva, chicos. La abres... echas un vistazo al interior...
Tú eres el que determina si es un regalo... o un ataúd.


J.T.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Frau Karr al aparato. Demasiado vaga para logear. Te quiero. Como Opie a Donna.

Kirtack dijo...

Mucho ánimo Zöe, tiene que ser durísimo perder a tu mejor amigo. Aún así espero que salgas para adelante. Lo siento :(