Visitante numero...

martes, 1 de enero de 2013

Propósitos.

Feliz 2013 a todos :)



En primer lugar, el 13 es uno de mis números favoritos. Hoy, mi antítesis, la señorita Úrsula (o Thanatos), me dijo que el 13 era un buen número, que daba suerte, y que este sería nuestro año.
Me encanta su manera de pensar, de ser optimista, de ver luz más allá.

El 2012 me ha hecho mucho daño.
Digamos que me ha hecho sangrar, literalmente.
Hice aquello que jamás debe hacerse, me abandoné, y pisé el camino final mecida por los brazos de la muerte. Es tan fría que podría helarme la sangre en segundos. Como ya dije, podría decir que la he besado en los labios. Pero me dejó ir, o mejor dicho, ellos no dejaron que me fuera.

Con ellos podría referirme a muchas personas. Personas y no gente que me han querido, cuidado, apoyado y prácticamente salvado. Yeray, Salomé, Ariel, Victoria, Alfredo, Sergio, Karlos, María, Manu, Eva, Rocío, María José mi compañera de piso, Marc... merecen tanto la pena...
Mi familia. Esos grandes. Mi madre, la mejor madre del universo, la que me levantó de la cama y me vistió de colores cada mañana, me secó las lágrimas y me vendó las heridas. La que no me dejó sola ni un solo segundo. La que a pesar de mi horrible carácter, nunca me negó nada.
Mi hermano, mi delirio, la persona que más quiero en este mundo. Ese pequeño ser que me vio caer al pozo más hondo y sólo tuvo que decirme "mantente firme" para que esas palabras se me grabaran para siempre y fueran un mantra para ponerme de pie.
Mi abuela, mi segunda madre, mi amiga. Que siempre, (y cuando digo siempre es SIEMPRE), creyó en mí, incluso cuando había tirado la toalla y no tenía fuerzas ni para levantarme. Ese impulso para seguir adelante porque ella creía firmemente que yo podía conseguirlo todo si me lo proponía.
Mi tía, que siempre tiene una sonrisa, un detalle para hacerme reír. Porque es la persona más tierna y más amable que he conocido nunca, y eso la honra, se merece lo mejor que pueda pasarle.

He conocido a tanta gente al salir del pozo que me he transformado. Tengo miedo, pero soy más fuerte. Tengo una buena coraza sin grietas, llena de cicatrices.

Se fue. Ni siquiera dijo adiós ni me dio elección. Y siguió queriendo latir en mí, a pesar de que cada latido estaba lleno de dolor. No merece la pena gastar líneas en mi caída estrepitosa.

Esta es la primera entrada de este nuevo año. Mi año. Haré de él un lienzo que ir pintando.
No he mencionado que abandoné al mejor amante que tendré jamás, el arte, pero lo he recuperado, y nada me hace sentir tan llena de vida.

Estar sola me ha hecho redescubrirme. Ya no soy una princesa que necesita que le salven. Maté a todos mis príncipes azules y bañé mi cabellera en su sangre. Ahora soy una valquiria. Lucho por y para mí misma.

Mi lista de propósitos para 2013 es sencilla. Todo es posible.

-Terminar el curso sin problemas.
-Conservar a mis buenos amigos y hacer nuevas amistades.
-Crear, crear infinitamente. Música, fotografía, cuadros, esculturas, escribir...
-Viajar, lejos, ver más mundo.
-Cuidar de mi familia, para no perder costumbre.
-Seguir sintiéndome libre, disfrutando de cada detalle de mi alrededor, porque la vida es maravillosa.
-Dejar que mi melena crezca sin impedimentos. Porque me hace feliz.
-Superarme.
-Tatuarme de una maldita vez esa canción de Pink Floyd...
-Volver a sentir, sólo si merece la pena...

Y alguno se me escapará.

No puedo irme sin mencionar a Álvaro. 
Álvaro es mi gran descubrimiento de 2012. Esa pincelada que ha hecho que vuelva a sonreír y a confiar en el género masculino. El mejor de los amigos, la mejor de las personas que he conocido. Porque es precioso por dentro y por fuera, y porque a pesar de todos los choques siempre se queda conmigo. Durante meses, ha sido el único hombre al que he podido contarle absolutamente todo lo que me pasaba. De hecho ha sido la única persona que ha estado día sí y día también preocupándose por mí y queriendo hablar conmigo.
Álvaro es un chico guapo, muy guapo, es bonito por fuera casi tanto como lo es por dentro. Tiene un corazón de oro y está llenito de sentimientos adorables que le salen por la boca con un acento que me hace reír. Siempre me busca para hablar conmigo, ya sea por skype, por whatsapp o por teléfono.
Álvaro está en Alemania, y aunque me alegro muchísimo por él, echo mucho en falta un abrazo de oso por su parte. A veces pienso que es lo único que podría ponerme mejor.

Como sé que vas a leer esto, sólo te diré que me queda darte las gracias.
Parece que te esté viendo emocionarte leyendo. Ya nos conocemos.
Sin lugar a dudas, has sido la persona que ha cambiado mi percepción de las cosas.
Apareciste cuando acababa de caerme al hoyo, y desde entonces me has dado la mano para que salga poco a poco. Eres estupendo. Sin lugar a dudas. Toda persona que pueda tenerte en su vida será feliz de tenerte. No sabes lo grande que eres...
Gracias por hacerme sentir que puedo con todo, gracias por preocuparte hasta el punto de sermonearme para que entrase en razón aunque me jodiese, gracias por despertarme mil mañanas diciéndome lo bonita que soy, gracias por decirme todos los días que me quieres tanto. De ti me lo creo todo. Y nada ni nadie me quita la sonrisa que me regalas a diario.

Ich liebe dich. 
Y no tiene más, porque eres maravilloso, y el mejor regalo es tenerte en mi vida.
Gracias por ser como eres.



Volveré a pasarme por aquí pronto. Tengo que volver a hacer este lugar mío. No voy a abandonarlo.
Muchas, muchas gracias por leerme, y feliz año nuevo :)



Pdata: Mi madre me ha hecho el regalo de fin de año más lindo del mundo. Un collar plateado con copos de nieve grabados. Me encantan los copos de nieve. Me encanta la nieve. Me encanta mi madre.

No hay comentarios: