Visitante numero...

jueves, 14 de junio de 2012

Serenidad de mis noches.

Hoy no puedo desentramar las cosas como suelo hacer.


No sale, no me entiendo. En las noches los miedos me asaltan siempre. Por eso no puedo dormir.
Luego llega el día y el sol me hace ver las cosas de manera más positiva. Pero ahora tengo miedo.

De todos modos no me importa.
Me he acostumbrado a esta sensación.
Quizás por eso echo de menos su olor, me recuerda a la paz de pasar estas horas con quien más me importa. A salvo de todos los monstruos. Me gusta cuando enredamos las piernas y me pierdo acariciando su pelo. Cierro los ojos y no existe nada más...

Ni siquiera existo yo. Ni siquiera existe él.
No sabría describirlo, no podría aunque lo intentase.
Es algo "místico" que va mucho más allá.
La conexión me hace vibrar. Me tiemblan las piernas sólo de pensarlo.
Sus ojos, joder. En mi cabeza se repiten las imágenes un millón de veces.
Recuerdo preguntas del exterior... "¿Como nunca antes?"...
Como nunca antes. Como nunca más.

Tócame. Duerme conmigo. Bésame. No me dejes marchar.


Tengo frío.
Pienso en sus abrazos.
Meto la mano en la pecera y el pez intenta morderme los dedos.
Me toco el hombro y duele, y recuerdo su manera de morderme, de besarme, de mirarme.
Recuerdo absolutamente todas las cosas que me ha susurrado y cada una de las caras que pone cuando digo alguna tontería. Recuerdo la cara de curiosidad que tenía mirando aquella enciclopedia. Me veo desde fuera embobada pensando en retener ese momento para siempre en la memoria... Para siempre.

¿Y cómo explico yo todo esto?
Incluso para mi es casi imposible.
Lucharía, me aferraría con todas mis fuerzas por no perderle.
Nunca me sentí tan capaz, nunca me sentí tan viva. No hay abismos. Sólo tierra firme.
El camino es largo pero yo voy sobrevolándolo.
Él me enseñó. Me ha enseñado tantas cosas que no podría explicároslas.


La felicidad existe...
Suelo encontrarme con ella trazando constelaciones en su espalda...



Como nunca.
Y caeré por los bordes del infinito...
Lo sé.



*Pase lo que pase.
Te quiero.

No hay comentarios: