Visitante numero...

jueves, 26 de abril de 2012

Bien...

A veces las noches se me antojan aburridas sin ti.

You're the best part of me.


"Por ti, la vida se me hace dulce". Me dijo él.
Dijo muchas cosas, como "A veces, el brillo de tus ojos me incita a beber de ellos".
Bueno, yo siempre pienso que él nada en mi mar. Es de los pocos que no se ahogan en mi profundidad.
Quizás el único. También me dijo una vez "si tú no me conoces, ¿quién me conoce?".
Bien... Nadie me conoce como me conoce él. Quizás es mutuo. Quizás es porque siempre fui transparente.
Sigo siéndolo. No me importa enseñarle mis heridas. Ha visto cada debilidad y cada lágrima.
Cada trauma es una historia que ya le he contado. Mi vida es un libro que tiene más que leído.
No me arrepiento absolutamente de nada. Yo le di la llave de la puerta más importante. Su cubículo mullido sigue arropándolo como a nadie. Eso siempre me mantendrá a salvo. Tranquila. Sé de sobra que nadie podría quererle como le quiero yo. Se me hace muy difícil pensar en que la gente no suele luchar como lucho yo. No me importa. Sé lo que hago, y porqué lo hago. Me siento bien. Me siento capaz. Así quería sentirme.

Creer querer. Querer creer.
Me salvó sin darme la mano.
La única persona capaz de abrirme los ojos después de tantos años.
¿Suena demasiado fuerte si digo que si no fuera por él ni siquiera estaría escribiendo esto?...
Creo que lo sabe. Creo que alguna vez lo temió. En un momento perdí el control pero me sujetó a la vida.
Es la mitad de lo que soy. No suelo echarle por completo de menos porque le siento a todas horas conmigo.

El destino ni siquiera podrá conmigo. Soy demasiado cabezota para estas cosas. 
Que nada nos separe.

Patti Smith decía en su libro, refiriéndose a Robert, su mejor amigo y mitad desde siempre:
"Robert and I were always ourselves till the day he died. We were just exactly as we were when we met. And we loved each other. Everybody wants to define everything. Is it necessary to define love?".

Esbocé una sonrisilla al leerlo. Quizás pensé en nosotros.
Sin cadenas. Sin etiquetas. En fin, sólo un sentimiento fuerte.
La vida juega con las personas como quiere, hay cosas que no se pueden controlar, como el sentir.

Me siento grande.
Enorme.
Formas parte de lo que soy y estás en cada esquina.

Te dije una vez "no quiero buscar más".
Bueno, la vida da mil vueltas y lo sabemos, pero no me importa.
Nunca habrá nadie como tu. He conocido a personas de sobra para distinguir sentimientos.

Me siento completa, desde entonces y para siempre.
Rellenaste el hueco de mi pecho y, como dice Muse en BLISS...
"No podría conformarme con menos".



...Tú eres la clave. La razón. El motivo.


Eso que dijiste una vez... quiero volver a oírlo...
¿Cómo era...?



                                                                               Ah sí...




HAGÁMOSLO INFINITO.



1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Que sea infinito y sigas así de feliz :)

Besos^^