Visitante numero...

sábado, 14 de enero de 2012

Not someone like you...

YOU.



-No quiero hacer feliz a la ligera, no quiero abrazarme a cualquiera.
-No quiero regalar todo lo que siento al viento, es un sin sentido.
-No quiero que una sombra me arrope y me bese por las noches.
-No quiero gritar un nombre en la oscuridad, ni estremecerme con siluetas desconocidas.
-No quiero vendarme los ojos y quedarme hueca esperando un movimiento ahí dentro.
-No quiero despertar por las mañanas y sentir que debo irme pronto y sin mirar atrás.
-No quiero ahogarme en palabras ni en latidos inexistentes.
-No quiero ser muñeca, ni moneda de cambio, ni pasatiempo de cuerpos vacíos.
-Ellos nunca miran más allá. Nunca quieren saber más. Nunca quieren quedarse.


-Quiero hacerte feliz, abrazarte.
-Quiero regalarte todo lo que siento y que te inunde por dentro.
-Quiero que seas quien me arrope y me bese por las noches.
-Si grito un nombre en la oscuridad es el tuyo. Nadie me hace estremecer como tú.
-Ya no espero un movimiento dentro de mi pecho, porque tú lo haces funcionar.
-Esas mañanas en las que despierto y estás a mi lado durmiendo me hacen llorar de felicidad.
-Todo lo que quiero decirte se me escapa de la boca y se cuela dentro de ti.
-Haces que me sienta especial e irreemplazable. Mejor persona. Diferente.
-Siempre estás atento a cada palabra que salga de mis labios. A cada latido. Agarrándome en cada caída.


Y esque ya no sé cómo voy a decirte, que no es que quiera a alguien en mi vida capaz de hacerme feliz o de quererme, sino que te quiero A TI. Y no es que vaya a dejar que intentes hacerme feliz, esque entraste desde el primer día dentro de mi mente para poner toda la tristeza patas arriba y crear tu reino azul en su lugar, dándome cuerda y haciéndome latir. Yo ya soy feliz. ¿Cómo no serlo teniéndote conmigo?.

Y esque como tú me corriges tantas veces, yo lo que quiero es aprender[te], descubrir[te], sentir[te], vivir[te]... Porque QUERERTE ya te quiero. Y dudo que alguien pueda igualarte siquiera.
Regálame muchas más noches de fusión continua, de ser uno los dos, de observarte hasta que te duermas. Más mañanas de luz tenue en la habitación y las sábanas enredadas en nuestros pies, de sentir como me abrazas al abrir los ojos (porque no me sueltas en toda la noche) y darte un beso para despertarte. Quiero más cenas, meriendas y cervezas después de las clases. Más días de sofá y guitarra, y cosquillitas en la cabeza. Más de nuestro instinto caníbal y tus sonrisas de puro amor a dos centímetros de mi nariz.

Más momentos, de esos que tú y yo sabemos, de darle la espalda al mundo y querernos sin límite de tiempo.


Y todo esto quiero vivirlo, así es.
Pero CONTIGO.



Me vuelves loca así, tal cual eres, mi pequeño príncipe.



No lo olvides.



1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

¡Qué bonito! Me encanta verte tan ilusionada y feliz, es que desprendes alegría y optimismo por los poros. Debe ser que tienes un aura azul a tu alrededor, azul cielo ;)

Un besazo, preciosa^^