Visitante numero...

jueves, 3 de febrero de 2011

Fragilidad

Ziggy sucked up into his mind
Nunca hubo temporadas en las que todo fuese perfecto.
Ya me lo avisó Nietzsche.
Antes siempre rondaba el fantasma del amor perdido en mis días más azules.
Llegaba para encogerme el corazón y no dejarme respirar, ni luchar, ni ser yo.

A día de hoy, pudiendo ser feliz, ronda por mi mente otro fantasma:
El miedo a perderlo todo.
En la cuerda floja, quizás... pero ese primer fantasma me enseñó a luchar.
Ahora la fuerte soy yo y no dejaré que me destruyan como si fuese de cristal. No verán esos espectadores de vidas ajenas ni una lágrima más de humillación. Me siento capaz de esto, de esto y de más.
De ser yo, de defenderme.

Ahora me iré a la cama. Sobre el colchón quizás me vuelva realmente blanda...
Pero no me importa. Sólo son sueños...(¿sólo?) el caso esque están dentro de mí.
Y cuando me despierte, volveré a la guerra.


Me pregunto dónde diablos estará esa jovencita alocada que vivía las tardes de primavera como si fueran realmente eternas...como si nada fuese capaz de hacerle ni un rasguño...

Ah sí, me olvidaba, tropezó mil veces y ahora está llena de cicatrices.
Y ya no es una alocada jovencita.
Sólo un cuerpo que flota por la vida...

Pero al menos, se siente vivo.

1 comentario:

Lady Cherry Attitude dijo...

Y cuando despierte, volveré a la guerra.

Me encanta! Y el blog ni te digo. La foto principal es brutal.
Me veo obligada a seguirte!
Un beso!