Visitante numero...

lunes, 10 de enero de 2011

Delirantes descripciones...

A veces me dejo caer por espirales mucho mayores de las que hay en mi reino.




Últimamente me descubro las manos llenas de sangre sin ningún motivo.
La verdad esque empiezo a tener el pelo más largo por un lado de la cabeza que por otro, y me gusta.
La boca suele olerme a humo de cereza y es extraño.
Y toda mi vida debería ser un caos, pero yo me siento tan bien...

Podría decir que soy de esas chicas extrañas que te encuentras una vez en la vida, pero soy humilde.
Y a la vez soy libre, porque aunque tengas mi cuerpo, jamás podrás tener mi mente.
Quédate fijo en mis ojos como espejos. No me olvides.
Piérdete entre el océano que hay escondido en mi pelo. Tan lleno de peces.
Tócame. Muérdeme. Aráñame. Bésame. Abandóname... No me sueltes... Pero déjame volar...
Ni siquiera yo sabría como decirte quién soy o cómo soy. Es demasiado raro.
O quizás lo soy yo. Pero eso no importa. La verdad esque en estos tiempos ni siquiera sé que palabras usar.
Deja que te cante al oído, será como un arrullo, como un susurro, notas envueltas en silencios y sábanas.

Deberías quedarte en casa, mi amor.
Este no es lugar para entretenerse, puede costarte la vida quedarte a mi lado.
No me importa que no quieras irte, tendrás que hacerlo tarde o temprano.
Nacemos y morimos solos, polvo al polvo, cenizas a las cenizas, no te resistas.
Soy como un laberinto, cuando piensas que has salido es cuando más atrapado te encuentras.
Y yo sólo puedo sonreír ante esto.
Sé que vendrán tiempos mejores, no hace falta que te preocupes ni me cojas de la mano.
Sé cuidarme, aprendí hace tiempo. Aunque todo se tambalee, yo me siento bien.
Puedes venir a visitarme de vez en cuando, mientras no quieras quedarte...




Ven a escucharme el corazón.
Como se me sale del pecho.
Tengo mariposas en las jaulas que forman mis costillas.
El tiempo pasa, es como saltar de loto en loto.
Voy a desnudar mi alma para tí, para que no puedas olvidarme.
Los relojes se rompen contra el suelo, como esos espejos en los que ya no me miro.
Y no me importa...aquí dentro no importa nada ya...
No te pertenezco.
No me perteneces.



Mírame bien.
Sabes que no quieres entrar dentro de mí...







Z.
Tu locura...tu locura te mantiene cuerdo.

2 comentarios:

eine fledermaus dijo...

Hola, Z.
Llevo un tiempo leyéndote silenciosamente.
Tras leer esta última entrada, definitivamente quiero conocerte.
Sólo quería que lo supieras.
Saludos.

eine fledermaus dijo...

La hay (la conexión). De hecho llegué a tu blog gracias al suyo.
Y sí, soy de Jerez.
Igualmente, soy Stefy. :)