Visitante numero...

viernes, 30 de abril de 2010

29/09/2008 "Carta a ninguna parte."

Querido K:

Hay cosas que debo decirte y sin embargo,no me atrevo.
No es que sea una cobarde,no es eso exactamente...
Quizás me dá miedo perderte.
Al fin y al cabo,en un tiempo de mi vida llegaste a ser lo único que tenía.
Puede que realmente siga siendo así.
Eres la única persona capaz de cogerme el teléfono a las 4 de la mañana si es necesario.
Siempre sabes qué decir,qué hacer...

Puede que decirte que eres especial no sea suficiente.
Ni decirte que eres mi mejor amigo.
Puede que ya ni siquiera un "te quiero" sea suficiente para expresar lo que realmente siento cada vez que te veo...
Ese nerviosismo.
Ese cosquilleo.
No te veo.
No te veo.
No te veo por esa inmensa estación.
No te veo...

Y de repente me giro y unos ojos,
(quizá no los más grandes que haya visto,pero sí los que más me gustan en este mundo)
me están mirando.
Me miran.
Me miran como preguntando.
Haciéndome miles de preguntas,con el ceño fruncido.
Y me tiemblan las piernas,
pero en lugar de dejar que mi propio cuerpo caiga rendido a tus pies,
uso mis últimas fuerzas para correr hacia tí,lanzarme hacia tí.

Y allá voy.
En ese viaje que consiste en cerrar los ojos,y,como si fuera un suspiro...
lanzarme hacia tu pecho,y dar con la mejilla en el tacto frío de la bomber.
Para muchas personas esto puede parecer insignificante...
para alguien como yo,no.
Es algo que dura un segundo.
¿Cómo explicar?
Yo sólo me quedo con los detalles.
Pongamos por ejemplo aquel 22 de Marzo.
Tú.
Yo.
Aquella gente.
Aquellos gritos.

La gente empezó a correr.
Y tú no miraste a ninguno de tus compañeros...
Me miraste a mí.
Me agarraste del brazo y me obligaste a correr sin soltarme.
Podías protegerte solamente a tí mismo.
Podías proteger a cualquier compañero.Pero me protegiste a mí.
Y jamás,jamás se me olvidará la sensación de tu mano sujetando mi muñeca...
Como un lazo que no va a romperse nunca...
Algo tan...fuerte...

Y pongamos ese 8 de Marzo,dos semanas antes...
Tú.
Yo
.
La carpa que cubría las mesas de la puerta del bar.
Los sillones de mimbre.
Oscuridad.
Tus ojos y tu ceño fruncido.
Tu mirada.
Ahí,en la oscuridad.
O justo antes.
Tú y yo de nuevo.
Paseo Marítimo.
Frío,mucho frío...
Cerveza.
Y otra vez tus ojos.

Ay amor...¡tus ojos!
¡Esa mirada!
No sé que me pasa.
O quizás sí y le estoy dando demasiadas vueltas.
Son dos años amor,dos años.
Dos años y mil noches...
Y canciones al oído.
Y conciertos de guitarra improvisados,mirando la luna desde dos puntos diferentes de este mundo...
Y pensar que estábamos tan cerca...
Y One Last Breath de Creed.
Y
Alleine Zu Zwait de Lacrimosa.
Y tu voz.
Y tu risa.
Y tus súplicas de niño pequeño.
Y tus llantos...
Seguidos de los míos...

Ay amor...
No sé porque le busco explicación...
Si lo que me pasa esque
Te Amo...

No hay comentarios: