Visitante numero...

domingo, 2 de junio de 2013

Degradation trip.

There's no flesh, my own ghost awaits
Unclean, defiled, hallucinatory state
Lust, sloth, not my only sins
It's just how, when it's time, on a degradation trip.

When hurting yourself feels right
Long gone the will to fight
Take the time to pull the weeds choking flowers in your life.

Or seal your doom
Cold transparent blue
Locked inside a room
In solitude
Insanity takes you
So black it's untrue.

So black it's untrue...




He dejado de entender por qué viajo.

Hace un tiempo que creí haber encontrado la solución a mi tormenta eterna. A todas esas preguntas que golpeaban mi cabeza como si no les importase lo que pudieran destrozar dentro.Quizás simplemente intentaba auto convencerme de que lo había superado. Creo que sólo estaba corriendo sin rumbo con los ojos vendados. Huyendo. Como siempre. Negándomelo.

Fue hace unos días cuando tuve la gran idea de quitarme la coraza. Dije "¿por qué no?" y entonces volví a ser yo. Y me sentí bien, aunque en un principio me temblaban las piernas al recordarme tal y como era hace tanto tiempo. Pero llegó el momento en el que tuve que volver a cubrirme. Y no sabía cómo hacer encajar la coraza. Me hice daño, heridas, tuve ganas de gritar. Quise/quiero llorar hasta quedarme seca como una flor al sol. Llevo varias noches intentando cerrar esta armadura, pero siempre quedan rendijas por donde se puede vislumbrar mi vulnerabilidad.

Me he dado cuenta de que mi comodidad se basa en estar congelada. Es lo que necesito, lo que me salva y me mantiene estable. Peleo contra mis instintos para no depender de ningún sentimiento. No quiero querer ni que me quieran, porque eso podría matarme. Quiero que me sea indiferente. No soporto ni un sólo atisbo de humanidad en mí misma. Me destruye.

Ayudo desinteresadamente a aquellos que no saben quién soy. Eso no me importa. Pero no quiero ser parte de ningún tipo de vínculo sentimental con nadie. Todos fallan. Todas las torres se derrumban y caen y todas pesan lo suficientemente como para aplastarme hasta dejarme sin aire. Si las cosas fueran sinceras y supiera que son reales, entonces es muy probable que dejase este frío de lado.

No puedo desesperarme por tener sentimientos, pero así es. Muerdo mi piel para no arañarla hasta destruirla. Las cicatrices y las heridas por mantenerme al margen y sujetarme no son nada comparadas con las que podría tener si me dejase llevar.


Puede que definitivamente me haya acostumbrado tanto a ser insensible respecto a mí misma que ya no soporte sentir o latir por nadie. No quiero calidez. Todo me parece de plástico. Nada es eterno. No puedo empezar nada sintiendo que se apagará. Ni contigo ni con nadie. Porque yo no sé amar. Simplemente me he quedado helada y ahora ya no sé sobrevivir sin estarlo.


Es como si jamás hubiera retrocedido un sólo paso para librarme del acantilado. El abismo me observa con sus grandes ojos, juzgándome. Y yo aquí... que ni siquiera sé quién soy...

Siempre tan dispuesta a saltar al vacío.

2 comentarios:

Isi LPP dijo...

No sé muy bien qué decir ante el texto, solo que te mando mucho ánimo, sirenita azul.

Un besazo ><>º

7 dijo...

no a cualquier vació...

el caos y el orden


son...


pq para nosotros son


(realmente no existen)


Eres una de lo s s iete


crea,,,


algo nuevo



el vació siempre estuvo ahí



y hazme caso hermana

no es nuestro aliado,,,,