Visitante numero...

viernes, 16 de marzo de 2012

CRUJIDOS.



"Y si no encuentras fuerzas para salir de aquí, 
 yo las sacaré de donde sea y seguiré sin ti" 
Me dijiste algo así con voz grave y resignada, 
me grabé tus palabras y me vestí listo para comenzar. 

Día uno en pie, comienzo a andar, 
he de aguantar, lo puedo hacer. 
El día dos avanza hasta el final y llega el día tres, 
lo vuelvo a estropear. 
Así que vuelta a empezar. 

Día uno en pie, no he de pensar, 
ya es día 2, Alprazolam, 
comienzo a hablar y no me hago entender, 
y llega el día tres, lo vuelvo a estropear. 
No preguntes ni por qué ni por qué no, 
sólo yo sé el motivo y no es bonito. 

Me mudaré a otro sitio, me iré de esta ciudad, 
pero ahora es de mí mismo de donde me quiero escapar. 
No me des flores cuando aquí hay lirios y rosas, 
las querré el día en que ya no quede una sola.
Entonces, ¿me complacerás? Y dime, ¿cómo lo harás? 

Día uno en pie, ¿qué puedo hacer para encontrar restos de fe? 
El tiempo pasa doloroso y lento y luego en un momento lo vuelvo a joder. 
Y entonces vuelta a empezar...

Día uno en pie, siento pensar 
cómo evitar sentir, pensar,
morir de sed y beber del mar y al segundo día he vuelto a fracasar. 
 Si te miento no será por mezquindad, 
estas penas siempre llegan por torpeza. 

Día uno en pie, ¿qué puedo hacer sino esperar verlo acabar? 
El día terminó con un crujido, me despierto herido y grito en soledad.
Que es jodido ya lo sé, pero no es dramático, 
esto no es tan trágico, esto no es un drama, no, 
te diré mil cosas por las que llorar ..."




En esta etapa me describe perfectamente.
Pero tengo fé, en mi y en todos los que me demostráis que estáis ahí en las buenas y en las malas...
El camino sólo acaba de empezar.




Vamos Zoe, que tu puedes.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Claro que puedes sirenita, yo sé que sí, llevas el azul contigo ;)

Besazos!!!