Visitante numero...

jueves, 16 de febrero de 2012

Puzzle.

"Si quieren que el amor entre ustedes perdure...
Vuelen juntos, pero jamás atados..."



"No soy perfecta".-Te dije.
Pero no te importó, para ti siempre he sido la pequeña chica perfectamente imperfecta. Imperfectamente perfecta. Tiene gracia, porque soy montaña rusa, subo y bajo. Me has visto llorar de pura tristeza. Me conoces  desde el minuto cero, nunca llevé máscara. Creo que entonces ya buscaba tus ojos chocar con los míos. Es curioso, eres un imán para esta niña perdida. Puzzle que encaja siempre conmigo. Te he buscado antes, mucho antes de saber que existías, en algún rincón de mis ilusiones. No eres ni crío ni adulto, pero me enseñas el mundo de tu mano y a veces te refugias en mí.

"Ojalá pudiera quedarme así toda la noche...".-Dices mientras me abrazas en la cama diez minutos antes de que tenga que irme, (aunque nunca me apetezca cruzar esa puerta).
He encontrado el búnker perfecto anti dolorosas realidades en el hueco de tus abrazos. Tus camisas de cuadros (siempre azules o moradas) son paños de lágrimas y sonrisas, forman parte de mi mundo. Dejas rastro. Recuerdo que el primer día que decidiste rozarme yo llevaba puesta la mía. Es imposible no sonreír cuando vuelvo a usarla.

"Ojalá pudiera darte yo las ganas de vivir...".-Escuché como lo decías en el bar mirando al suelo, aunque hice como que no te había oído. Dijiste una vez que entre otras cosas, querías hacerme la mujer más feliz del mundo. Quédate con esto: Yo ya soy feliz. Me quieres, ¿cómo no serlo?. Nos encontramos entre la muchedumbre y jamás me sentí tan completa... Eres una gran parte de mí, siempre estás cerca. Pase lo que pase. Dices que tengo tu corazón y no puedo sentirme más afortunada. Tienes el mío, lo sabes. Está más que comprobado. No tengas miedo. Yo me quedo. 

Sé que la vida es preciosa, ¿pero qué hago yo sola con tanta belleza?...¿la meto en un tarro?.
No quiero embotellar nada, ya capturo la magia cada vez que pulso el botón de mi cámara.
Vive esto, conmigo. Quédate muy cerca. Menos de dos milímetros. Hay mucho por sentir.
Ya te dije... Todo estará bien...al fin y al cabo, hagas lo que hagas, todo volverá a su cauce... Y yo nadaré en él, podrás verme entre todas las olas.


Te quiero así, con bajadas y subidas. Con tus momentos de soledad completamente necesarios. Sólo necesito que sepas que entre tanta oscuridad yo encenderé una vela para que puedas volver a encontrarme. Te quiero por lo que eres, por lo que me haces ser. Porque valoro cada segundo, cada sentimiento que me encuentro cuando tropiezo con tus ojos.

Gracias por no soltarme.
He vuelto a la vida... O eso creo.
Nada dura eternamente... Y mucho menos el gris.



Eres mi luz, pequeño.


Y lo demás... te lo guardo en un suspiro.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Qué bonito texto, Zoe^^ Me encanta^^

Un besazo, sirenita azul!