Visitante numero...

sábado, 24 de septiembre de 2011

Un día más...

...y otro...



Llegas a casa cansada, con mucho peso en la mochila y el maquillaje corrido de haber estado llorando.
Siempre despeinada como si el viento se hubiera peleado contigo.
Sólo escuchas un "Hazte algo de cenar". Pero no tienes hambre.
Abres la nevera, coges una botella de agua y te la llevas a tu cuarto arrastrando los pies por el pasillo.
Nadie quiere hablar contigo y tú no quieres hablar con nadie.

Abres la ventana de par en par para que entre el frío. Pones música. Te desnudas por completo.
Intentas sentir algo, te estremeces. Una lágrima, otra, otra...miles. 
Con las fuerzas que te quedan te pones una camiseta que te sirva como pijama e intentas relajarte.
Abres el messenger. Haces el esfuerzo de encontrar una conversación decente. Dos pastillas por tomar.
Abres una de las cápsulas y dejas caer el polvo blanco en el escritorio. Sacas una tarjeta para que todo se haga más fácil. La miras fijamente y sin pensarlo te la metes. Así irá más rápido. Qué más da.
La otra cápsula sigue ahí. La pones en tu lengua. Le das mil vueltas en tu boca. Superas la tentación de morderla. Un sorbo de agua y te la tragas. Ya está. Así todo es más fácil.

Intentas concentrarte en sentir algo, pero no hay nada. Sólo vacío. Vacío y tú.
Estás fría. Te echas una chaqueta por encima. No te habías dado cuenta de que estabas descalza.
Desearías que las cosas no fuesen así. Tan grises y sin sentido. La vida sigue, al menos eso dicen.
Miras lo que fuiste y lo que eres y te lamentas, pero no quieres llorar más, aunque nunca sea suficiente.
Todos te están viendo caer, pero pocos te dan la mano o te gritan para que no saltes.
Ya no te importa.


Las pastillas están empezando a hacer efecto.
Desistes de la idea de saltar a la nada para caer de cabeza.
Mañana será otro día.

Te desnudas, te metes en la cama y te sepultas entre colchón y edredón, (nunca tan cálidos como la piel).
Mantienes la melodía de esa canción que te gusta aunque sea triste y te quedas dormida...

Un día más.



No hay comentarios: