Visitante numero...

miércoles, 4 de mayo de 2011

Cuando cierro los ojos...

y visualizo toda mi vida, tras mis párpados...

Será mi canción siempre...desde el primer día de mi vida hasta el último...lo sé



Sólo se me ocurre que aún me queda mucho, mucho más...
Lo creas o no, hay sueños que se cumplen, chica.
Pero este no es tu momento, ya llegará.
Consiste en tener paciencia, y esas cosas que te dicen cuando lloras.
No estamos para sermones a estas horas.


Si pudiera volver atrás...una vez más...
quizás me lo pensaría...quizás no llegaría tan lejos...
Quizás volviera a nacer.

Una vez intenté no ser yo.
Debéis cambiar una vez por "todas las veces".
Pero siempre salen a flote estos dos ojos pardos.
No puedo contenerme, ni contener lo que en mí duerme.
Hay rachas y rachas. A veces despierto y me lamento.
Podría arañarme todo el cuerpo hasta verme sangrar amargamente.
Podría pasarme años sin parar de llorar.
Quizás así conseguiría limpiar mi alma. Está tan sucia. No imagináis cuanto.
Algo dentro de mi me grita a diario. Esta dualidad es insoportable.
Ni tan buena ni tan mala. Haciendo equilibrismo. Supongo que es cuestión de humanidad.
No tengo demasiadas ganas de pelear. Reservo mis fuerzas. Necesito mirar al mar.
Quizás hundirme y escuchar el murmullo de fuera. Que llueva. Y que la vuelta a casa, sea descalza.

Una dosis de surrealismo.
Esos colores bañados en gris. No soy tan pura.
Ni tan niña ya. Eso me desgarra.
Me caracterizo por echar de menos épocas en lugar de personas.
No puedo vivir de esta forma. No me acostumbro.
Es como si en otra vida me hubiera ido a destiempo y hubiera vuelto a nacer aquí.
No estoy hecha para esto. Todo es tan extraño. Nada tiene encanto. Todo me produce desazón.
No quiero unirme a tu siglo. Es tan aburrido. No puedo reflejarme en los espejos con tranquilidad.

Hoy no deliro.
Hoy respiro sentimientos por los poros.
Más nostalgia que sentimientos.
No sé si mi vida no me llena, o es que no encuentro lo necesario para sentirme bien.
Estoy perdida en este camino en el que me he metido yo sola.
Nadie quería dejarme buscar mi lugar, a mis anchas. Pero tampoco me ataron nunca.


¿En qué momento desconecté?
¿En qué momento me dí cuenta de que nada tenía sentido?
¿En qué momento me abandonaron a mi suerte?...

¿Has sentido la tristeza golpearte tan fuerte que podría pararte el corazón...?

...

No soy capaz de ponerme en pie.
Ese agujero me lleva con él...




Nunca podrías sentir lo que yo siento.
Para eso tendrías que abrirme el pecho y rebuscar.
Y ni eso, te tragaría el abismo que llevo dentro.


Pero al menos, sé quién soy.
Y eso, eso jamás desaparecerá.


2 comentarios:

La Petite Poupée dijo...

Hoy te mando un abrazo muy muy fuerte para cuando cierres los ojos, bonita :) Eso y un beso también fuerte^^

Victoria Karr dijo...

Es una de mis canciones favoritas...

I wish you were here