Visitante numero...

lunes, 22 de junio de 2009

Still Alive.


Una vez más cae la noche bajo el puente.
Otra vez,como todos los fines de semana.
Pero algo me dice que este será diferente.

Justo debajo de la luz de una farola,dos personas están sentadas y cogidas de la mano. Aparentemente todo va bien.Hasta que él ve el brazo de ella.Y empieza a asaltarla a preguntas.
Ella lo explica todo de manera esquemática.Él afirma que todo en esta vida se puede controlar. Camino del borde,donde se separa el suelo del río,se sientan.
Ahora no hay luces,no hay voces,ni siquiera se miran. Ella intenta explicar qué ocurrió.
Es la primera vez que lo contará con su voz. Las palabras se quedan atrapadas en su garganta en cada frase.No pueden salir. Se le llenan los ojos de lágrimas que jamás dejará caer.Balbucea.Mueve las manos y no hace más que mirar al horizonte...
No es capaz de contarle todo esto mirándole a los ojos.
Tras largo rato de charla,él no dice una palabra.Está absorto mirando el fondo del agua. Mirada perdida.Demasiada compasión,demasiado desconcierto.No sabe qué decir. ¿Realmente un ser humano merece pasar todo lo que él acaba de escuchar de boca de ella? Seguro que no,él sabe que no.Pero ella lo ha vivido en su piel.

Ella y sus lágrimas que nunca salen.
Ella y sus cicatrices.
Ella y su manera de escabullirse.
Ella y su historia,su vida,su corazón.
Ella no quiere dar pena.
No quiere que nadie sepa quién es.

Se dejó el corazón en alguna parte,y no lo recuperó jamás.
Por eso ahora lo lleva sobre la piel de su pecho.
Quizás se escabullió entre golpe y golpe y no supo regresar.
Disciplina no significa maltrato.
Soledad no significa inseguridad.
Somos demasiado jóvenes como para desistir ahora.
Siempre,siempre,a pesar de todo...Hay que seguir adelante.


[this night will hurt u like never before]

No hay comentarios: