Visitante numero...

domingo, 11 de enero de 2009

Siempre sé como será el final...


"Y un día estás tirada en el suelo de una habitación de paredes color melocotón,mirando al techo,con la mente en blanco...Sabes que es "esa" habitación,pero te parece estar en un lugar que no conoces...No puedes pensar en nada,ni reaccionar...tan solo desear que todo se acabe de un momento a otro y puedas despertar de ese pequeño lapsus que te absorve...y suena esa canción,y lo único que se te ocurre es que te sabe como a despedida.Un rápido pensamiento ocupa tu mente y aciertas a decir en voz alta: "Cuando me muera,quiero que pongan esa canción en mi funeral..."

Y te das cuenta de que después de todo,han ocurrido tantas cosas,(y todas tan deprisa) que no le tienes miedo a casi nada.Ni siquiera a la muerte.Después de todo el tiempo aprendiste a asumirla,sabiendo que llegará tu hora,(y no entiendes por qué sabes que la tuya no tardará).No tienes miedo,de hecho ni siquiera le das importancia...Han pasado tantas cosas,que has aprendido a asumirla,y no te habías dado ni cuenta.

Ahora que sabes que vas a morir,lo único que cruza tu mente es:"Ahora que tengo asumida la muerte,me pregunto si algún día llegué a asumir el estar viva..."

Pero no,sabes que no,por eso estas ahí.Tirada en el suelo de una habitación llena de trastos que ni siquiera te pertenecen,viendo el techo girar y girar inconscientemente,y dejando pasar los minutos de "Disintegration" de The Cure...mientras vas contando el tiempo que queda para que tú también te desintegres por completo..."


Zoe...

[Perdida,desintegrada y acorazada una vez más]

2 comentarios:

Edward Sognatore dijo...

Podemos asumir que el día de nuestra muerte sucederá de un momento a otro, y que está lo suficientemente cercano para poder probarlo, sintiendo su amargo beso en nuestros labios.
Algunos lo esperamos con ansias, como si se tratase de una liberación. Pero en todo el tiempo que hemos asimilado nuestro destino y prácticamente convertimos nuestro miedo en sentimientos vacíos, nos hemos dado cuenta que realmente nunca asumimos nuestra propia existencia. La canción sigue sonando, y nos perdemos totalmente en nuestros pensamientos.

Me gusta su forma de pensar, soñadora, espero leer más de usted.

Little dijo...

La muerte, quieras o no, tenemos que asumirla, pues es la parte esencial de nuestra vida. Pero no puedes pasarte el día pensando en el momento de tu muerte, o en qué canción quieres que pongan.

Disfruta de la vida al máximo, pues, independientemente de lo que cada uno crea, despues de esto, no hay nada. Asi que disfruta, y por favor, sonríe. No nos quites el placer de ver la belleza en uno de sus estados más puros.

Cuidate pequeña Zoe

(LLLL)