Visitante numero...

martes, 7 de octubre de 2008

...Aullidos...




"¡Juro que lo hice sin querer!"-Gritó Kaperuzita.

"Sé que no me creeréis,pero yo jamás quise hacerle daño...Todo fué un error... Ni él ni yo sabíamos lo que hacíamos,ambos somos inocentes...

¡Sólo estábamos jugando...!

No sé como he llegado a rajarle de esa manera... Pero yo no quería hacerle el mínimo daño...

Todo ha sido un error,un estúpido error...

Pero supongo que podré volver a coserle el estómago... Aunque no sé si me perdonará..."


Abril de 2008. Realmente fué algo así...no sabíamos que pasaba,pero estábamos tan desquiciados que no tuvimos miedo de hacernos daño...Ay...

Espero que me perdones algún día,aunque sé que no lo olvidarás...eres como yo. Lo siento,sé perfectamente que a veces quien acecha y aúlla es Kaperuzita...¡qué maldita zorra!

Siempre escondida detrás de ese estúpido gorro...a ver cuando se propone crecer.

Pequeño Lobo...Kaperuzita creció gracias a tus zarpazos defensivos y ahora ya está dispuesta a coserte el estómago...y a oír tus aullidos...y a cogerte las zarpas...

Kaperuzita te quiere.

[Kaperuzita Aúlla Cuando Está Sin Tí]


Lady Kröw


-Ella sonríe...

-¿Crees que es feliz?

2 comentarios:

Lintu dijo...

Respondiendo a lo último primero(porque yo soy así), no porque sonria tiene que ser feliz y si sonrie por coserle al lobo será que el lobo ya la perdonó.

Hay demasiadas cosas que hacemos casi sin pensar y luego nos arrepentimos demasiado, pero tenemos que aprender a aprender de nuestros errores, puede que apuñales al lobo, pero no quiere decir que el lobo vaya a desaparecer si lucha por seguir adelante no lo hará, pero si se deja morir e sporque realmente no quería vivir.

Tenemos que ser fuertes, e slo que hay... ya sabes que la vida e smuy puta y cada vez cobra más caro...

aiiins, te loviu peque... no lo osvides, no estás sola (K)

Little dijo...

Hay veces en las que hacemos daño a las personas que queremos, veces que no nos damos cuenta de que nos pasamos, veces que no vemos la raya que nos marca el limite.

Y la sobrepasamos, e intentamos arreglar lo que destrozamos, pero las heridas tardan en cicarizar, y tan solo vemos hotilidad, miedo y la mayoria de las veces, deseos de venganza...

No tiene que ser feliz porque sonria, la mas bella sonrisa puede estar impreganda de la mas profunda tristeza.
Sonrie con el alma, con el corazon, no con la cabeza.

un beso preciosa (L)